FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA


 

¿QUÉ ES LA FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA?

Es el tratamiento de cualquier afectación en la infancia, tanto aguda como crónica, que perturba el desarrollo motor y por lo tanto, limita el potencial para la independencia en la vida adulta. 

 

¿DÓNDE RECIBEN ASISTENCIA LOS NIÑOS?¿DÓNDE TRABAJAN LOS FISIOTERAPEUTAS?

Los niños reciben asistencia y tratamiento en el entorno que les sea más adecuado: los niños con enfermedades agudas lo reciben en el hospital, los niños con necesidades especiales pueden recibirla en la escuela ordinaria y/o en la especial, los niños más pequeños en la guardería, pero también podría ser a nivel ambulatorio, en servicios de desarrollo infantil y atención precoz, en centros de salud y también en su propia casa. Los fisioterapeutas pediátricos trabajan en los hospitales, escuelas y cada día más en el entorno natural del niño como el domicilio.

 

¿CUÁLES SON LAS AFECCIONES QUE REQUIEREN DE TRATAMIENTO?

Afecciones agudas como meningitis, infecciones respiratorias, anomalías congénitas, deformidades cardíacas, etc.. Afecciones que no amenazan la vida, como aquellas que derivan de posiciones incorrectas, accidentes menores o fracturas. Afecciones crónicas como enfermedades neuromusculares, enfermedades metabólicas, alteraciones de la postura y el movimiento debidas a una lesión del sistema nervioso central, retraso mental, déficit visual o torpeza motora. Todas estas condiciones pueden limitar la independencia en la vida adulta. Muchos niños con dificultades de aprendizaje se benefician de técnicas especiales de la Fisioterapia que estimulan el desarrollo de respuestas adecuadas y mejoran la coordinación.

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA ASISTENCIA DE FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA?

Igual que con otros tipos de fisioterapia, el éxito del tratamiento en fisioterapia pediátrica, depende de una valoración y asesoramiento completo realizado por el equipo pediátrico y también de la elaboración de un plan de tratamiento adecuado. El abordaje terapéutico es global e integral. Un programa de tratamiento puede incluir por ejemplo, ejercicios para ganar fuerza muscular y movilidad, ambos necesarios para facilitar que el niño explore su entorno, terapia manual, etc... Técnicas específicas como el drenaje autógeno, ejercicios respiratorios y confección de férulas o material de adaptación postural. El fisioterapeuta puede recomendar calzado, ortesis, caminadores, bipedestadores o cualquier aparato que facilite el aprendizaje motor y el control del movimiento. El fisioterapeuta pediátrico, así como el resto de nuestro equipo, siempre incluye un aspecto adicional: una explicación e instrucciones para los padres y/o cuidadores para facilitar la continuidad del tratamiento durante todo el día. 

 

Vuelva a visitarnos. ¡Gracias por tu interés!

 

 

Llamada
Email
Acerca de